jueves, 13 de octubre de 2011

La tapa de "Nevermind", 20 años después




Aquel bebé que nadaba en la pileta tras el dólar creció y, 20 años después, volvió a sumergirse para hacer la misma portada.


El disco de Nirvana "Nevermind" se volvió un clásico del rock desde que fuera editado, el 24 de septiembre de 1991, y su tapa con la imagen de un bebé desnudo sumergido en una pileta se convirtió en una imagen icónica.

Pero 20 años más tarde, ese bebé, llamado Spencer Elden, cumplió la misma cantidad de décadas que el disco insignia del trío de Seattle y lo festejó recreando la tapa, que generó una gran polémica en 1991 porque fue considerada impúdica.

Claro, que para esta oportunidad el joven Elden eligió hacer la toma subacuática vestido con un traje de baño negro, una buena idea teniendo en cuenta que ya pasó la tierna edad donde mostrar los genitales no es considerado pornografía.

De hecho, hace poco volvió la polémica alrededor de la tapa original de "Nevermind" dado que Facebook censuró la imagen por inapropiada, aunque sólo estaba para representar un grupo que conmemoraba los 20 años de la placa.

La tapa del álbum fue una creación del fotógrafo Kirk Weddle, quien por esos días compartía un estudio en Pasadena, California, con Rick Elden, padre del joven. "Cuando me presentan, lo hacen como el 'bebé Nirvana'", admitió el joven.

"Mi papá era especialista en efectos especiales en Hollywood. Fueron a una pileta cercana, me tiraron al agua y listo, así que fue más bien como dar una mano", recordó Elden al canal CNN a propósito del aniversario de "Nevermind".

No hay comentarios: