jueves, 23 de diciembre de 2010

"Volver al futuro" ya tiene su nuevo juego para PC





Basado en la exitosa saga de Robert Zemeckis, sale al mercado el primer episodio del juego para computadora.
"Volver al futuro" regresa al mercado, aunque esta vez en versión videojuego. La empresa creadora Telltale Games anunció que lanzará el primer episodio para PC.


Para la realización del juego se contó con el guionista de la trilogía cinematográfica, Bob Gale, y el actor Christopher Lloyd, que le puso voz al doctor Emmet Brown.

El nombre del primer episodio es It’s About Time(Ya era hora) y su trama se basa en las aventuras de Marty McFly, quien se reunirá con el Doc, que fue víctima de un complot y se encuentra atrapado en el pasado.

Además, habrá más entregas –cinco en total-. El segundo episodio se podrá conseguir en febrero, y así sucesivamente en los meses de marzo, abril y mayo. También, se esperan las versiones para PlayStation 3 y iPad.

  • Telltale Gamesexplicó que todos aquellos que compren los juegos en su tienda, obtendrán un DVD Edición de Coleccionistas con la totalidad de los capìtulos.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Tron: el legado

ASI ERA LA PRIMER PELICULA DEL AÑO 1982.......EXCELENTE PELICULA !



TRAILER DE LA PELICULA VERSION 2010





A JUGAR... Y PELEAR LOS PROTAGONISTAS SE ENFRENTAN MONTADOS EN MOTOS Y LANZANDO DISCOS LUMINOSOS EN ESTA SUPERPRODUCCIÓN DE DISNEY.



Tron: el legado

Batalla virtual: La secuela de un filme de culto. En 1982 se estrenaba “Tron”, donde la realidad virtual de un videojuego era terreno frondoso para las nuevas tecnologías. Ahora llega la continuación, también con Jeff Bridges atrapado en un mundo digital, con un clon... y su hijo tratando de salvarlo. Se estrena el jueves.


Tron: Legacy J eff Bridges tenia 32 años cuando protagonizó Tron , en 1982, una película que costó 17 millones de dólares, recaudó 33 e inspiró al actual jefe de animación de Disney, John Lasseter (director de Toy Story ), a crear toda la imaginería generada por computación que suele sacudirnos la cabeza en estos días. El actor interpretaba a un ingeniero de software, Kevin Flynn, quien se introducía como hacker en un programa computado, toda una novedad para la época. La película no fue un éxito de taquilla, pero generó un culto, tuvo su videojuego, su propio programa de televisión y ahora tiene su secuela, Tron: el legado , que en la Argentina se estrena el jueves, un día antes que en los Estados Unidos.



Jeff Bridges dice que dudó cuando lo invitaron a formar parte de esta segunda parte. Recuerda haberse preguntado qué podría agregar él, a su edad, a una aventura en 3D en un mundo digital poblada de efectos especiales. Y asegura que terminó aceptando una vez que se subió a bordo Steven Lisberger, el creador y director de la primera, que aquí es consultor del nobel Joseph Kosinski. Y con eso le hizo un favor a la película y a sus muchos seguidores que lo vieron el año pasado, a los 60, agradecer por primera vez un Oscar gracias a su interpretación de un músico en Loco corazón .



Las jóvenes generaciones seguramente van a disfrutar más de las escenas de acción protagonizadas por el elenco joven, especialmente Garrett Hedlund (Sam Flynn) y la bella Olivia Wilde (Quorra), a quienes se verá peleando como gladiadores arrojando discos luminosos hechos con 134 luces LED, a bordo de las motos luminosas o Lightcycles, usadas para manejar sobre los haces luminosos de esta realidad virtual y que diseñadas por el futurista alemán Daniel Simon en base a los dibujos originales de Syd Mead ahora cubren al conductor convirtiéndolo en uno con el gadget.



La tecnología en 3D de Tron: El legado fue desarrollada después de Avatar y dicen sus creadores que no hay nada que la supere por el momento. Pero los admiradores de Bridges y en especial los fans de la Tron original encontrarán mas que interesante no sólo verlo hablar con un clon más joven, Clue, hecho a su imagen y semejanza por los mismos artistas que rejuvenecieron a Brad Piitt en El curioso caso de Benjamin Button , sino también encontrar que su personaje ha crecido y se ha hecho budista. “Un hippie en Silicon Valley”, lo llama Lisberger.



“Dudé mucho antes de aceptar, más de lo habitual, pero luego entendí que debía agregarle una noción de mito moderno a la película, que no fueran sólo efectos especiales. Me gusta la idea de que explore qué es lo que está pasando con la tecnología ahora, y cómo vamos a surfear esas aguas, si para el bien o para el mal”, dice Bridges en los mismos estudios de Venice Beach donde se trabajó en la digitalización de los personajes. Cuenta que es muy amigo de un maestro zen, Bernie Glassman, y que lo llevó de consultor. “El me ayudó a entender el viaje de Kevin Flynn. Imaginarme a este hombre que ha estado atrapado en este universo virtual por 20 años, metido adentro de una computadora, en medio de lo absoluto, creando programas a su imagen y semejanza, como Clue, que luego se le vuelve en contra. La idea detrás es que podés ser un prisionero de tus preferencias y hasta un esclavo si te descuidás. Y eso le pasa a Kevin hasta que viene su hijo Sam a salvarlo”.



Es entrenido escucharle contar cómo era aquel primer rodaje, en los ‘80. “Filmábamos en blanco y negro y el trabajo lo completaban luego unas mujeres en Korea... Teníamos mallas blancas pegadas al cuerpo... En el set se pegaba cinta adhesiva blanca para armar los haces de luces del grid”. Ahora casi no hay set, aunque el director es arquitecto y creó algunos especialmente en la “casa” blanca de Flynn, y eso lo descoloca más que a los actores más jóvenes, acostumbrados a las pantallas verdes y al CGI. “Ya no hablo de no tener set, hablo de que ahora trabajás en una habitación pintada de verde y que en vez de cámaras hay cientos de sensores que te apuntan. Y estás otra vez con la malla, pero con puntos sobre el cuerpo y tu cara”. “¡¡¡Filman sin cámaras!!!”, se asombra Bridges.



Su clon es generado por la más pura tecnología y requiere de un actor que ofrece el cuerpo de un joven Kevin Flynn y de un Bridges con casco lleno de puntos que dibujan su rostro en una pantalla de computadora. El resultado es asombroso, un rejuvenecimiento sin botox muy parecido al original.



“Pronto van a poder unir a dos actores, por ejemplo a mí y a Bruce Boxleitner (que también estuvo en la original) y agregarle una dosis de Marlon Brando y crear un personaje nuevo. Es muy loco”, acota Bridges. Su presencia fue vital para la secuela, coinciden sus creadores. “Sin él no hubiéramos podido tener la continuidad del personaje, su conflicto, sinceramente no creo que esta película se hubiera hecho sin Jeff. El desnuda su alma, acepta unos primeros planos agresivos, tiene un coraje único, no hay otro actor de su calibre”, reconoce Lisberger

Biografía de una ambigüedad: una audaz novela gráfica sobre Carlos Gardel

Se discute dónde nació, su sexualidad y su inscripción política. Gardel, como una manera de buscar nuestra identidad.



PorPatricia Kolesnicov







No hay caso, en el Carlos Gardel que dibujaron y escribieron juntos José Muñoz (1942) y Carlos Sampayo (1943), no hay manera de que Carlos Gardel se quiera ir a dormir con una mujer. Ni con un varón: amigos, farra, caballos, eso es lo que le interesa. Y no el amor, salvo el de la vieja.



No hay, tampoco, definiciones políticas: un día Gardel visita al socialista Alfredo Palacios, un día canta para un intendente conservador de Avellaneda llamado Castelló (guiño a Barceló) mientras afuera “sus matones asesinaban a tres anarquistas”.



¿Quiere decir que Gardel estuvo metido en hechos delictivos, oiga? –pregunta uno de los personajes.



Quiero decir que también cantó para asesinos de obreros.



–contesta otro.



¿Acaso este libro – Carlos Gardel. La voz del Río de la Plata– es una biografía dibujada, acaso trae nuevas revelaciones sobre la vida del zorzal? No, dicen sus autores: es ficción. Por un lado, un ojo puesto en la discusión sobre la identidad argentina, con Gardel como ícono de esa identidad. Por otro lado, “nuestra opinión sobre la absoluta belleza de la voz de Gardel”. Y en los costaditos, en las manchas de tinta sobre los adoquines, una nostalgia: Muñoz y Sampayo se fueron al exilio hace mil años y todavía –y siempre, “por ahora”– viven en Europa. “Me fui en 1977, en una Buenos Aires a medio camino entre la de Gardel y la de hoy”, dice Muñoz a Clarín , en un encuentro en Alemania, donde está con su coequiper. “Yo sería un fragmento de una Buenos Aires que ya se acabó pero sigue viviendo en parajes lejanos”.



Muñoz y Sampayo son dos de los grandes de la novela gráfica, dos grandes “made in Argentina”. Juntos, crearon el personaje de Alack Sinner, hicieron una novela gráfica sobre Billie Holiday, y publicaron, entre muchos otros libros, Sudor sudaca , Tango y milonga y Europa en llamas .



Y ahora se meten con Gardel, para Libros del Zorro Rojo, una editorial de Barcelona que tiene su corazoncito argentino.



La novela arranca con una discusión en un programa de televisión que busca al argentino ideal y que se llama “Tiroteo amistoso” . Ahí se trenzan un conservador gardeliano y un intelectual, al que por supuesto la platea acusará de “comunista” y “puto”.



Muñoz y Sampayo hablan juntos, completándose las ideas; no es difícil imaginar como trabajan.



No se trata solamente de la ambigüedad sexual de Gardel –dice Sampayo– sino de su ambigüedad en general. Está lo sexual pero también lo político. Y como cantor de tango.



Gardel, el francesito, viene disfrazado de gauchito desde el fondo de la pampa, luego se va al espacio internacional, quiere ser Maurice Chevallier, va trasladando su identidad. Es argentino eso –dice Muñoz–, las identidades son como disfraces, uno se las saca, se las pone...



Identidades, formas de ser, formas de mirarse –”soy un mirador”, dirá Muñoz en un rato– recorren el libro. Lo recorren sin piedad: “Hay que estar bien con la gente” , dice Gardel, para justificar su actuación frente al caudillo.



“Ese tema me interesa, el del acomodaticio nacional” , comenta el intelectual de la discusión.



“No estoy acusando a Gardel” –explica el intelectual, como si llevara la voz de los autores– “sino señalando la santificación que se hace de él, como es costumbre en este país de santas y santos” .



La preocupación por santidades y fanatismos cruza esta novela. Hacia el final, y a medida que los ánimos se caldean, alguien en el set advierte que Gardel “murió hace muchos años” pero la pelea se desata y entre los gritos se oye, claro, “¡Gardel!” , pero también “¡Perón!” , “¡Fidel!” “¡Evita santa!” , “¡Borges tanguero llorón!” y hasta “¡Carlitos Menem carajo!” “No hemos pretendido desmontar un mito ni darle forma a uno nuevo a través de datos que, en realidad, son producto de nuestra fantasía”, dicen los autores en el prólogo. No es un nuevo mito. Se trata –dice Muñoz en Alemania– “de volver a soñar un sueño soñado por otros”.



Así, en el libro –completa Sampayo– “Gardel es protagonista sólo como un actor puede ser protagonista de una película sobre Gardel. Trabaja de Carlos Gardel”.



De a ratos lo es– dice/discute José Muñoz.



Sólo cuando el punto de vista es el de quien quiere ser Gardel.



¿De dónde salieron los comentarios que aparecen sobre Gardel, las anécdotas, los puntos de vista? Son diálogos –dice Muñoz– que escuchamos entre distintos fanáticos. Hablaban del Gardel conservador, del que tenía una gran vida sexual secreta, de la falta completa de vida sexual... Con ese material delírico , con la gente que estuvo cerca de Gardel, con los libros, con todo esto hicimos este libro.



Lo que se representa –dice Sampayo– está transmitido por un medio. Eso después es material de archivo, que usamos como soporte anecdótico. Sabemos de las visitas de Gardel a Barceló y a Alfredo Palacios, pero no sabemos de qué hablaron.



Con respeto –dice Muñoz– con respiración, con ganas de contar algo: acá lo que hay es un vuelo, un tango dibujado .



Con respeto, con humor también: Gardel vuelve a Buenos Aires, baja del barco: “ A mi casa, a ver a mi querida viejita” , dice. “ Che, hablá normal, que no estás en una película” , se burla su interlocutor.



Muñoz y Sampayo trabajan certezas y rumores y los ponen en duda: ¿Gardel cantó “Rubias de New York” con Duke Ellington o sólo se lo cruzó en un ascensor? ¿Lo quería su novia? ¿El creía en su amor o pensaba que iba detrás delvil metal? “La gente quiere saber la verdad”, dice Muñoz. “Después la encontrás y arreglátelas (él dice ‘arreglatelás’ )”. Así que Muñoz, el dibujante, quiere otra cosa: “Quiero mentir. Pero quiero que, en el papel, cada nariz respire, cada ojo mire, cada sonrisa sonría”.



No es la verdad biográfica, ya lo dijeron. Es una mirada sobre Gardel mirado por otros para ver qué vemos de nosotros mismos. Algo así parece proponer esta novela gráfica que desembarcó hace días en la librerías argentinas.



Pero aunque quieran usarlo de espejo y aunque en el libro mismo abran una colección de paraguas, Muñoz y Sampayo saben que se están metiendo con uno de los personajes más queridos del país y por eso dicen, en la “advertencia preliminar” que este trabajo no es una interpretación sino “un acto artístico”. Y en la lista de personajes imaginarios que aparecen incluyen a Carlos Gardel.

Los Piratas del Caribe acechan de nuevo

CineImágenes DE REGRESO A LAS AGUAS Sparrow sale en busca de la Fuente de la Juventud.







Se dieron a conocer las primeras imágenes del filme, protagonizado por Johnny Depp y Penélope Cruz, que se estrenará en mayo. El lunes, el trailer.

Piratas del Caribe Penélope Cruz Johnny Depp Faltan más de cinco meses para el “desembarco” de la cuarta parte de Piratas del Caribe -que llevará como subtítulo Navegando aguas misteriosas y se estrenará en la Argentina el 19 de mayo, un día antes que en los Estados Unidos-, pero ya las primeras olas están arribando a las costas de todo el mundo.


Ayer fue el turno de la difusión de las primeras imágenes del filme, que tiene como director a Rob Marshall (Chicago), en lugar de Gore Verbinski, que hizo las tres primeras partes, y el lunes llegará a todo el mundo el trailer del filme online, que luego será incluido antes de las funciones de Tron: el legado, que se estrena el jueves 16 aquí.


Ya sin Orlando Bloom ni Keira Knightley (que declinaron participar en este episodio), Piratas del Caribe IV tiene como protagonistas a la gran estrella de la saga, Johnny Depp, que regresa a su ya mítico rol del Capitán Jack Sparrow. El elenco del filme lo completan Geoffrey Rush (que vuelve a encarnar al Capitán Barbossa), Penélope Cruz, Ian Mc Shane, Kevin McNally, Gemma Ward, Judi Dench y el retornado Keith Richards, que vuelve a encarnar al padre de Depp/Sparrow.


En esta cuarta entrega de la exitosa saga de Disney, Sparrow se cruza con una mujer de su pasado (Cruz) y no está seguro si ha vuelto el amor o si ella lo está usando con el fin de encontrar la mítica Fuente de la Juventud. Ella lo fuerza a subirse al barco de su padre, el temible Barbanegra (McShane) y, una vez allí, Jack no sabrá quienes están de su lado y quienes son sus enemigos, mientras viajan con rumbo incierto y desconocido.


Navegando aguas misteriosas es el primer filme de la saga que fue rodado enteramente en 3D y se estrenará en ambas versiones en todo el mundo.

TELEVISION: LA CAMADA QUE LLEGO LUEGO DE "LAS CHICAS SUPERPODEROSAS"

de diario Clarin


Nuevas heroínas animadas... a todo





Las hay brujas, guerreras, buenas y ladronas. Mansas y atrevidas. La flamante generación femenina de criaturas animadas ofrece opciones para todos los gustos. Aquí, una guía sobre quién es quién en el cable.



Pasaron el power flower, la revolución social y el feminismo. Tras la caída del muro de Berlín, el grunge a lo Kurt Cobain resultó un tanto radical. El futuro de la humanidad pasó a manos de la ingeniería genética, mientras que las ciencias duras se abocaron a revisar el pasado desde la llamada "teoría de la incertidumbre". Por entonces, Ciudad Gótica pasó a ser Saltadilla, el rocanroll cedió su trono a la levedad del pop y los superhéroes musculosos fueron humillados por tres simpáticos errores de laboratorio. Corrección: "simpáticas", porque eran niñas y a todo color.



A fin del siglo pasado, la popularidad inusitada de Las chicas superpoderosas estimuló la cadena productiva que, desde entonces, viene cargando la pantalla con nuevas heroínas de voz aflautada. En poco tiempo, Burbuja, Bellota y Bombón se convirtieron en precursoras de una nueva generación de criaturas excepcionales.



Cartoon Network estrena Vida y obra de Juniper Lee. Juniper tiene 11 años y, en apariencia, lleva una vida normal. Asiste a la escuela, obtiene buenas calificaciones, toma clases de guitarra y soporta, a duras penas, los desenfrenos de su hermanito menor. Sin embargo, tal como reza el manual de los héroes post-Star War, Juniper también posee un "lado oscuro". Se trata de un legado familiar milenario que le impone quehaceres un tanto estrambóticos. Es que la familia Lee es Te Xuan Ze (lo que quiere decir, "Protector") y tiene a su cargo la misión de equilibrar el mundo real con los elementos mágicos. Con esta herencia en la mochila, amparada en la sabiduría de la abuela Nana y en la inteligencia de Monroe (su mascota), pero sobre todo en su propia fuerza, ella cumple con el honorable designio.



Claro que la extraordinaria debutante no está sola en el cuadro de honor de las superheroínas occidentales. La precedieron, entre otras, Betty Atómica, Kim Possible y Ginger, tres variantes singulares de la especie.



De pelo rojo y ojazos verdes, Betty es la versión siglo XXI de Judy Jetson. Habita en los suburbios, el glamour la tiene sin cuidado y responde a las órdenes de un almirante con cara de salmón. Alterna la "vida real" con aventuras en el espacio donde, a menudo, enfrenta la maldad de unos tontos freaks intergalácticos. Por su parte, Kim experimenta un placer especial por el peligro. Luciendo pantalones carpintero, remera negra y borceguíes, se excita cuando hace fracasar los planes de Drake (un villano parecido a Frankenstein, con uniforme prusiano). Ginger, en cambio, no tiene ningún poder sobrenatural. Su caso es el del "héroe anónimo" que se abre paso en la jungla escolar.



A un costado las diferencias, acaso sean significativas las contingencias comunes en estas historias. Con diverso grado de perplejidad y celebración, en la mayoría se explora el deterioro del planeta, el uso de ADN en experimentos de clonación, el consumo de comida basura, las nuevas herramientas tecnológicas, la ausencia de modelos paternales y la soledad, incluso moral, en la que hacen pie estas niñas.







Que las hay, las hay



Proveniente de galaxias que no figuran en mapa alguno, este último año se apoderó de la pantalla una dotación alborotada de brujas infanto-juveniles. Jetix, Nickelodeon y Cartoon Network tienen su propia avanzada que replicó en innumerables mercancías para adolescentes, mientras que sus aventuras se deliberan en renovados foros cibernéticos.



Aunque mantienen una estricta apariencia humana, es evidente que las protagonistas de W.I.T.C.H., de Trollz y de El club Winx mezclan características del animé y del dibujo tradicional. En este sentido, las figuras combinan ojos enormes con indumentaria occidental (jeans, minifaldas, zapatillas) o el cabello de colores y cortes estrafalarios. Por supuesto, tratándose de hechiceras, sus atributos son extraordinarios y van desde la teletransportación a la realización de conjuros, el dominio del mundo real y la sabiduría cósmica. Como ejemplo, basta repasar a las cinco brujitas de W.I.T.C.H. Will lidera el quinteto y la Naturaleza le provee la energía necesaria para templar un carácter indómito que conserva la magia de los cuatro elementos: aire, tierra, agua y fuego. Irma es capaz de manipular las fuerzas oceánicas y de generar olas a su gusto. Taranee domina el fuego, en tanto Cornelia controla la energía terrestre (puede mover objetos y abrir agujeros en el hormigón). Por último, Hay Lin es la única que puede volar, lo que le otorga la potestad sobre el aire y las corrientes.



Con un fuerte contenido fantástico, estas series no pasan por alto que algo en el mundo de los adultos requiere reparación permanente y un enorme valor para cumplir la hazaña.







Mayores de edad



Algunas exponentes de la nueva generación de heroínas tuvieron su origen en la PC. Es el caso de Carmen San Diego, sofisticada ladrona internacional contemporánea del diskette flexible (antepasado más remoto del CD). Sus creadores realizaron una adecuada "traducción" de las alternativas del juego a la lógica de la TV.



Enfundada en una gabardina colorada, con un sombrero de ala ancha del mismo color que le tapa la cara, Carmen vuela de un lado a otro del planeta, en busca de tesoros nacionales bien guardados. La bella mujer se mueve como un pez en el agua a través de ruinas arqueológicas, museos y galerías de arte. Le siguen los pasos dos detectives que hacen las veces del "jugador" a quien solicitan información extra cada vez que el enigma lo requiere. En ese caso, tal como en el videogame, se abren pantallas con opciones que ponen a prueba la sagacidad de los perseguidores.



Atribuladas, tenaces y provistas de una belleza cautivante, las heroínas de Vandread son sólo aptas para espíritus sensibles. La historia transcurre en un futuro en el que varones y mujeres separaron sus mundos físicos, entablando una guerra intergaláctica entre ambos, de la que participan alienígeneas y máquinas inteligentes.



Combinando técnicas de animación en 2D y 3D, Vandread explora con crudeza el ardor del deseo y la vulnerabilidad emocional de la mujer. De alto contenido poético (en términos argumentales y visuales), Vandread pone en clave de oscura ficción futurista el tópico de la búsqueda de la felicidad.



Pequeñas, medianas o grandes (en edad, recursos y regalías), con ojos rasgados o denodadamente abiertos, las nuevas heroínas de la televisión no sólo acapararon la pantalla. Sobre todo, le imprimieron colores brillantes, tonos de voz afinados, maneras de vestir actuales, melodías predominantemente pop y, como si esto fuera poco, opiniones acerca de cuanto asunto sea capaz de conmover a un sub-18 modelo global.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

En 2011 el cine infantil será sinónimo de 3D7 de diciembre del 2010





LOS ANGELES (dpa) – Este año no pasó inadvertido en materia de cine infantil, especialmente después de que “Toy Story 3″ comenzara a sonar como candidata a un Oscar como Mejor Película. Y es que la cinta animada más taquillera de la historia volvió a ser la prueba fehaciente de que las películas para niños están siendo enfocadas cada vez más para los adultos, que son los que en realidad deciden en taquilla.



Los más grandes se dejaron cautivar por una historia conmovedora, el 3D y los efectos especiales, mientras que a los pequeños los atrapó la magia de los juguetes. Esta fórmula mágica de Disney y Pixar de ampliar la audiencia, que los llevó a recaudar más de mil millones de dólares a nivel internacional, probablemente prevalecerá en 2011.



La agenda del próximo año en lo que a cine para niños se refiere viene cargada de personajes infantiles importantes, secuelas y nuevas versiones, pero, quizá lo más destacado es que el género será, sin lugar a dudas, sinónimo de 3D. Y esto significa entre un 30 o 40 por ciento más de ganancias que las cintas normales para los estudios.







Los expertos auguran que la cinta de Disney “Cars 2″ y su personaje el auto Rayo McQueen, que en 2006 recaudó más de 461 millones en taquilla en todo el mundo, podría volver a ser un éxito taquillero en 2011 en el verano (boreal). La casa del Ratón Mickey además tiene previsto otros dos proyectos en tres dimensiones de menos impacto como “Mars Needs Moms”, que se estrena en marzo, y el famoso osito travieso “Winnie the Pooh”, que llegará a la gran pantalla a mediados de julio, un mes después de “Cars”.



Sin embargo, el estudio con sede en Burbank, California, se reservará una preciada carta para fin de año. Se trata de una nueva versión del show de títeres creado por Jim Henson “The Muppets”, que será dirigida por James Bobi. Es una historia en donde los humanos y los muppets coexisten, pero estos últimos son considerados de peor clase. Habrá que ver si esta última aventura del estudio tiene mejor acogida en taquilla que la versión de 1982 llamada “The Dark Crystal”.





La gran rival de “Cars” podría ser “Kung Fu Panda 2″, de DreamWorks. Esta secuela, que se estrenará el 27 de mayo, podría ser más exitosa incluso que la primera, ya que sale con el empujón taquillero de estar rodada en tres dimensiones.



Sin embargo, el famoso oso panda tendrá que plantarle cara a Disney, que programó la apertura de “Pirates of the Caribbean: on Stranger Tides”, protagonizada por Johnny Depp, un fin de semana antes de su estreno.



El estudio creador de cintas como “Shrek”, “Monsters vs Aliens”, “How to Train Your Dragon” y “Megamind”, entre otros, entrará en la contienda del verano con “Transformers: the Dark of the Moon”, la tercera entrega de la saga de ciencia ficción sobre la lucha entre humanos y robots extraterrestres, dirigida por Michael Bay y producida por Steven Spielberg.



Para finales del año, DreamWorks tiene reservada la historia de uno de los personajes más queridos de “Shrek”, el Gato con Botas, al que pondrá la voz una vez más Antonio Banderas. El madrileño estará acompañado por Salma Hayek, que interpretará a una gatita callejera muy lista y Zach Galifianakis, que hará la voz de Humpty Dumpty.



Otros títulos podrían pasar sin pena ni gloria o convertirse en una agradable sorpresa como “Gnomeo y Juliet”, “Rango”, “Mr. Popper’s Penguins”, “Arthur Christmas”, o “Alvin and the Chipmunks: Chip-Wrecked”, pero lo cierto es que pesos pesados de todos los años como los “Transformers” y los “Harry Potter” volverán recargados en 2011.



Además de “Harry Potter” y “Dolphin Tale” la Warner Brothers presentará la secuela de su aclamada cinta de 2006 “Happy Feet” a mediados de noviembre. Y por cuarta vez la saga “Spy Kids”, de Robert Rodríguez, volverá a la gran pantalla. Esta vez será protagonizada por Jessica Alba y Joel McHale.



Por su parte, Columbia Pictures y Sony se apoderaron en 2008 de los derechos de los famosos dibujos animados azules, los pitufos, que serán llevados por primera vez al cine bajo el título de “The Smurfs”. Habrá que ver si hacen un mejor trabajo que los realizadores de las tiras cómicas de “El oso Yogi”, que ha recibido malas críticas en los primeros pases de prensa.



Queda por mencionar una nueva versión en tres dimensiones de “Los tres mosqueteros”, a cargo del director Paul W. S. Anderson, protagonizada por Logan Lerman, Ray Stevenson y Luke Evans.



Es posible que el año cierre con broche de oro, a manos de los legendarios directores Steven Spielberg y Peter Jackson. Los dos se aventurarán por primera vez en las tres dimensiones con una versión para la pantalla grande de las famosas tiras cómicas francesas “Las aventuras de Tintín”.



El director de “Jurassic Park”, que cuenta con un presupuesto de 135 millones de dólares para este proyecto, había adquirido inicialmente los derechos de las historietas en 1983. “The Adventures of Tintin: The Secret of The Unicorn” será la primera de una trilogía realizada por este talentoso dúo.



Por DPA