viernes, 20 de noviembre de 2009

Muestra sobre humor gráfico en el Sívori



Cultura, 20 de Noviembre de 2009


A partir del sábado, en el Museo Sívori, se realiza la muestra 200 Años de Humor Gráfico. Los visitantes podrán ver cien obras que recorren el humor gráfico, político y costumbrista, desde principios del siglo XIX hasta la actualidad.

Desde hace dos siglos, el humor gráfico en nuestro país ha sabido ilustrar y pensar la Argentina y el mundo con talento de ideas y de expresión artística. Así lo confirma la muestra 200 Años de Humor Gráfico, que se inaugura mañana en el Museo Sívori (Av. Infanta Isabel 555).

Los visitantes podrán ver unas cien obras originales que recorren el humor gráfico, político y costumbrista, desde principios del siglo XIX hasta nuestros días, en un repaso que incluye las publicaciones que le dieron sustento y las diferentes técnicas artísticas con las cuales los autores se expresaron. La muestra está organizada por el Museo del Dibujo y la Ilustración.

La historia comienza con la serie humorística de litografías de César Hipólito Bacle, de 1834, en la que se ve a las damas porteñas ataviadas con peinetones de exagerado tamaño. Se trata de una de las primeras caricaturas que aparecieron en el Río de la Plata, en este caso vinculada con la moda de la época.

Los debates políticos sobre un modelo de nación guiaron en buena medida el humor gráfico durante la segunda mitad del siglo XIX. Entre otros ejemplos se exhibe el de Eduardo Sojo, dibujante español que fundó, en 1884, la publicación Don Quijote , a quien el presidente Juárez Celman prohibió dibujar su caricatura. El ilustrador entonces redobló la apuesta y lo empezó a representar como "un burrito cordobés".

El siglo XX se inicia con la marca de la revista Caras y Caretas , el primer semanario popular de carácter masivo, fundado por el periodista español Eustaquio Pellicer y por Bartolomé Mitre y Vedia. Allí trabajó el español José María Cao, considerado el padre de los caricaturistas argentinos.

En la introducción al catálogo de la muestra, el artista Carlos Nine expresa que hasta hoy vuelve a las páginas "reveladoras de Caras y Caretas buscando la solución" a sus problemas estéticos. Un dato no menor frente a las imágenes es su calidad artística y la utilización de técnicas como el dibujo y el grabado.

Retratos del presente

En 1916 apareció Plus Ultra, que tuvo entre otros directores a Eduardo Alvarez, de quien se exhibe en la muestra una imagen que en 1928 apareció en Caras y Caretas , llamada Problemas municipales , entre los que se mencionan el tráfico, los hospitales y el pavimento. No es la única imagen en la exposición que ilustra un tema de otro tiempo que se perpetúa en el presente.

En el período que en la muestra se considera "la edad de oro de la caricatura nacional", entre 1930 y 1950, apareció la tira del indio Patoruzú , de Dante Quinterno, que primero se inició en Crítica , en 1928, y que a mediados de los 40 lideraba el mercado. En ese momento apareció una competidora, Rico Tipo, de la mano de José Antonio Divito, con una tirada de 350.000 ejemplares.

En 1966, la dictadura de Onganía obligó a cerrar la revista Tía Vicenta, pero no impidió la aparición de la inteligente y contestataria niña Mafalda, de Quino, presente en la exposición. En ese tiempo, el clima político hizo que humoristas como Oscar Grillo, Mordillo y Oski buscaran un lugar en el exterior, y abrieron un camino que se sigue nutriendo hasta hoy con las nuevas generaciones.

En los 70, de la mano de la revista cordobesa Hortensia aparecerían los célebres personajes de Inodoro Pereyra y Boogie, el Aceitoso, de Fontanarrosa. Pocos años después, en 1978, en medio del mundial y de la última dictadura militar, irrumpió la revista Humor , de Andrés Cascioli, que reunió a Trillo y Altuna, Nine y muchos otros, y fue semillero de humoristas como Maitena, Rep, Daniel Paz y Lánger. Una publicación que supo desafiar los límites de la censura, como se ve en la muestra.

Los diarios son hoy el soporte principal de publicación de humor gráfico. En La Nación y Clarín, destacados ilustradores y humoristas -se exhiben trabajos de Hermenegildo Sábat, Huadi, Nik, Sendra- continúan con la tarea. La muestra se podrá ver hasta el 7 de febrero.

Fuente: La Nación.

No hay comentarios: